La Verdad Sobre los Orgasmos Femeninos: El Punto G No existe (ESTUDIO)

Autor: Benjamin Malik | Visitas: 19,536 | Fecha: 09/10/2014 10:26:22 am

tumblr_mzvkuwWcbP1sx6mvuo1_1280

Un nuevo estudio pionero dice que no hay tal cosa como un “orgasmo vaginal” y que el escurridizo “orgasmo del punto G” es difícil de alcanzar por una razón: porque simplemente no existe.

Publicado en el próximo número de Clinical Anatomy, el polémico estudio, que seguramente molestará a los editores de Cosmopolitan obsesionados con el punto G, exalta al clítoris (llamado por los autores, el “pene femenino” algo un poco espeluznantemente) como la única fuente de el orgasmo femenino.

“El orgasmo ‘vaginal’ que algunas mujeres reportan siempre es causado por los órganos eréctiles que la rodean”, escriben los autores Vincenzo y Giulia Puppo. “La vagina no tiene ninguna relación anatómica con el clítoris.”

El estudio de Puppo y de Puppo se expande en la investigación sexual de Alfred Kinsey y Masters y Johnson, mientras que con autoridad desacredita la teoría de Freud que los orgasmos del clítoris son “adolescentes” y menos potentes que el orgasmo vaginal.

En la década de 1940 y 50, Kinsey desafió a Freud después de entrevistar a 11.000 mujeres, la mayoría de las cuales afirmaron que nunca habían experimentado un orgasmo vaginal (los resultados se publicaron en su histórico estudio de 1953, El Comportamiento Sexual en La Mujer Humana.) Y en los años 60 , el famoso dúo de investigadores sexuales, Masters y Johnson también contrarrestaron los orgasmos vaginales clamados por Freud, mientras que también subrayaban que las mujeres son capaces de tener orgasmos múltiples en un corto período de tiempo.

Pero el mito de los orgasmos vaginales y del punto G ha persistido, en parte gracias a las revistas femeninas (como Cosmo) que cuentan regularmente con tutoriales sobre “Cómo encontrar el punto G”, esa “esponjosa, fruncida o área ligeramente surcada” ubicada en la pared superior de la vagina. “Sí, lo puedes encontrar” Cosmo asegura a sus lectoras, con la promesa de ayudarles a “cosechar los beneficios dichosos” al descubrir la región.

Pero de acuerdo con Puppo y Puppo, las exploradoras vaginales de Cosmo están, por desgracia, en una búsqueda por el equivalente sexual de encontrar Atlántida. En una amplia sección de su estudio, los autores sugieren que el punto G no es más que un “fraude científico”, señalando que la zona erógena muy publicitada se ha “convertido en el centro de un negocio multimillonario” (piensen en vibradores caros con , apéndices en forma de dedos curvos diseñados para estimularla), y que su carácter esquivo ha inspirado a algunas mujeres a buscar cirugías de amplificación del punto G que son “innecesarias y ineficaces.”

Los autores también dejan las cosas claras acerca de la teoría del científico alemán Ernst Gräfenberg en resultados sobre la eyaculación femenina de la estimulación del punto G. Según Puppo y Puppo, la secreción durante el orgasmo femenino viene de glándulas situadas cerca del extremo inferior de la uretra (conocido de otra manera como la próstata femenina).

La pornografía ha contribuido a nuestro fetichismo de la eyaculación femenina, mejor conocido como “squirting”, y también se agita el debate sobre su propia existencia (algunos han argumentado, en efecto, que acaba siendo pis). Puppo y Puppo afirman que algunas mujeres experimentan “la emisión de gran alcance” durante el orgasmo; la eyaculación es un fenómeno real, pero excepcionalmente raro. En efecto, el hecho de que las mujeres no eyaculan como los hombres permite la capacidad preferible de tener orgasmos múltiples.

Gracias a los dos Puppos y su estudio, las mujeres finalmente pueden renunciar a la eterna búsqueda del punto-G  y diferenciar entre los tipos de orgasmos que no existen. Así que el punto G no existe y ya nadie te puede presumir de sus intensos y superiores orgasmos vaginales. No existe y nunca han pasado. Es ciencia.

COMPARTIR

NOTICIAS DE cuerpo

Nacido en Corea del Sur con base en Pensilvania, June Yong Lee nos presenta “Torso...

Wilt Chamberlain, Andrés García (el macho biónico), Charlie Sheen, dicen haber dormido con más de...

COMENTARIOS

INSCRÍBETE AL NEWSLETTER

SÍGUENOS EN :

Aviso legal | Aviso de privacidad | Copyright © 2013 AVANTSEX